miércoles, 24 de julio de 2013

Operación bikini: Ni es una operación, ni el que se opera es el bikini.

El que hace esa operación tan famosa es tu cuerpo, no tu bikini. O mejor dicho, eres Tú.
Se ve claramente a partir de los meses de abril-mayo: Gente que no ha pisado un gimnasio en todo el año, de repente va todos los días y colapsa las máquinas pegándose palizas de dos horas y sudando como pollos. De repente ahora le ha dado a todo el mundo por comer ensaladitas y fruta en público (yo no sé lo que harán en casa). "¿Solo vas a comer eso?", "¿Ah, que vas al gym?". "Hay que empezar ya la operación bikini que en nada estamos en verano" - responden los miembros de esta fauna de desesperados.

Pero no, querido o querida, esa tripita o ese culazo que has cultivado durante los meses de invierno comiendo como un cerdo no va a desaparecer porque estés dos meses matándote en el gimnasio y muriéndote de hambre. Entiendo que salir a la calle y empezar a ver fotos de modelos en bikini presione un poco pero, ¿en invierno salen focas en los anuncios de ropa? No, pero claro, es invierno y sabemos que depilarse da pereza, la piel está pálida y si hay tripita, el jersey lo tapa... pero el bikini no, el bikini ya no te hace ese favor, él es un mal amigo que te deja al descubierto, tal y como eres, no te da opción a disimular nada. Y te entra el pánico pre-verano solo de pensarlo. Está comprobado que ver fotos por todas partes de modelos sin un gramo de grasa en bikini, nos hace pensar que o lucimos igual, o no estaremos a la altura. Y ahí empieza todo...

Pero créeme, la operación bikini no resulta, no funciona, no es real. Si has conseguido algo, es una ilusión, un resultado del conocido "efecto yo-yo", un engaño que te hace creer que tus esfuerzos han obtenido su recompensa, ¿pero qué pasa cuando volvemos a nuestro patrón de alimentación habitual? ¡Efectivamente! ¡Repones lo perdido con mayor rapidez! Otro punto a recalcar MUY importante dirigido a todos aquellos que se acomplejan viendo las imágenes que propagan los medios de comunicación: photoshop ha hecho mucho daño. Me encantaría enseñaros la foto de una amiga mía que es modelo y el otro día salió en una revista y le "photoshopearon" hasta la cara, hasta tal punto que ni ella misma se reconocía.


¿Qué tal si nos planteamos un cambio? Lo podemos llamar operación bikini también si te hace ilusión y quieres seguir formando parte de esta sociedad de ovejitas que balan con mismo tono y frecuencia, pero cambiando las reglas de esa operación de moda, pasando de acciones desesperadas y desmedidas a una serie de pautas intermedias, pasando de "hacer dieta" durante un periodo de tiempo a un "cambio en la dieta" creo que obtendremos resultados más sanos, satisfactorios, duraderos, además de que nuestros objetivos serán más realistas. Los seres humanos (especialmente las mujeres) somos demasiado impacientes, y encima los medios nos manipulan de tal manera, que nos sentimos obligados a oscilar entre un extremo y otro. Para qué ser estable, ¿verdad? eso no se lleva. O como como un cerdo, o como ensaladitas... Así no hombre, tu cuerpo tiene que estar flipando con tus hábitos.

¡Fuera este tipo de revistas!
Las dietas milagro que ofrecen son solo su producto de venta,
con él captan tu atención.
Su único objetivo es ganar dinero, no que tú ganes salud.
Todo cambio de hábito requiere un esfuerzo.

Por otro lado, me gustaría recalcar la importancia del tema de este artículo o "crítica", pues sin pelos en la lengua es necesario extender y propagar la realidad de estas "dietas milagro" y promover la importancia de mantener un patrón estable de comidas y de ejercicio, con más motivo en esta época del año, pues el verano es la estación en la que más trastornos de alimentación comienzan (anorexia y bulimia principalmente), la mayoría de ellos en adolescentes, y la media de edad lamentablemente va bajando, existiendo ya niños y niñas de entre 9 y 12 años que padecen este tipo de trastornos.

En Alemania el Instituto Robert-Koch recoge datos alarmantes. Uno de cada cinco adolescentes presenta sospecha de un trastorno de alimentación. Las mujeres protagonizan este hecho, pero en los últimos años ha aumentado cada vez más el número de hombres, aunque su manera de manifestar el culto al cuerpo es ligeramente distinta. Se obsesionan con lograr un cuerpo musculoso sustituyendo los huevos y los filetes por suplementos de proteínas y otros componentes como la L-carnitina que "ayudan" a aumentar músculo y perder grasa. ¿La verdad de esto? No solo están consumiendo "basura" (es la palabra más adecuada que se me ocurre), muchos de ellos incluso aseguran que el mismo médico se lo ha recomendado. Me encantaría conocer personalmente a ese médico. Además de ser insano, deberían mantener el mismo ritmo de deporte y dieta el resto de su vida, lo cual es básicamente imposible, y en el momento en que la dieta/cantidad de ejercicio varía, los músculos responden automáticamente volviéndose flácidos y la cantidad de grasa acumulada aumenta a mayor velocidad. No es por esto raro observar personas que de jóvenes han sido deportistas y con una musculatura estupenda, y cuando se retiran se ponen en forma, pero en forma redonda.

Si de verdad no estás satisfecho con tu cuerpo y te aterra la idea de tener que ponerte un bikini, puedes realizar cambios en la dieta, que no es lo mismo que "hacer dieta", pero es muy importante tener en cuenta dos cosas:

1. No te vas a obsesionar. Cuando se piensa demasiado en una cosa, y ese pensamiento es intrusivo, es decir, se piensa en ello de forma obsesiva, al final, ¿sabes lo que ocurre? Se distorsiona la percepción de la realidad. Ocurre con todo aquello que es susceptible de obsesión además. Observar al día demasiado tiempo tu cuerpo en el espejo, pensar constantemente en el ejercicio que estás o vas a realizar o en qué has comido o debes comer, son señales de que te estás obsesionando.

2. El objetivo nunca debe ser exclusivamente PERDER PESO sino a partir de tu constitución genética -que no vas a cambiar-, estar sano, definido, en buena forma física. Centrarte en bajar peso es una estupidez como una catedral. El peso es orientativo. Hay personas muy delgadas que pesan bastante más que personas que se ven más rellenitas. Son muchas las cosas que pueden pesar y no son necesariamente grasa: el agua que acumulamos, los huesos, etc.

Es también importante que sepas que cada uno tiene una proporción y se adelgaza y se engorda en función a esa proporción. Es decir, si tienes una constitución atlética jamás vas a tener las piernas sin forma o rectas, aunque adelgaces 80 Kg, tus piernas y tu cuerpo en general seguirán manteniendo su forma, sé consciente de esto para no frustrarte. El error que comete todo el mundo es querer el cuerpo de otra persona con una constitución diferente a la suya propia.

Si tu problema de insatisfacción está relacionada con la ansiedad, puedes practicar mindfulness en tu día a día. Tomando conciencia de los alimentos que tomas, así como del momento de cada comida, puedes lograr un mayor autocontrol y reducir la ansiedad que te conduce a consumir alimentos más hipercalóricos o poco saludables. Puedes echarle un vistazo a los artículos sobre mindfulness del blog para recordar en qué consiste y empezar a ponerlo en práctica este verano.

Para ello, los cambios que puedes realizar consisten en comer SANO. Lee o repasa los artículos sobre "COMER BIEN" que fueron publicados en el blog si necesitas recordar en qué consiste comer bien (pues no todo el mundo está bien informado).



Si no tienes ningún problema médico (hormonal por ejemplo), manteniendo un horario fijo de comidas, una dieta sana, muy variada y equilibrada (¡sáciate con frutas y verduras!), bebes 2 l. de agua diarios (el agua es importantísima para que tu cuerpo realice todos los procesos metabólicos necesarios, además de que es saciante) y realizas ejercicio físico a menudo, el que más te guste, y ahora en verano lo tienes más fácil, de forma natural irás adquiriendo una mejor forma física, y no tendrás que volver a plantearte ninguna estúpida operación bikini u otras dietas antinaturales, pues la primavera que viene habrás llegado al verano exactamente como tú querías estar.

¡Y a disfrutar del verano!


¡Hasta muy pronto!



"When losing is winning, perfection becomes an obsession"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿QUÉ TE HA PARECIDO EL ARTÍCULO?
Te invito a compartir aquí tu opinión, sugerencia, impresión o a empezar un debate sobre el tema que acabas de leer...