sábado, 6 de julio de 2013

II Parte: Dime cómo te llevas con tus hermanos y te diré quien eres.


Algunos de los que habéis leido el anterior artículo estaréis pensando,qué bien este análisis tan simplista,pero yo no pertenezco a la familia prototipo de la sociedad actual. Yo soy hermano de muchos más hermanos, tengo hermanastros, tengo hermanos gemelos, o soy mellizo. Otros no se sienten para nada identificados con la descripción que se hace de cada posición en la familia. Y es que hemos recalcado que existen otros muchos factores de peso relevante que simultáneamente modulan tanto la relación con nuestros hermanos como nuestra personalidad, como son el sexo, la diferencia de edad, el estilo de crianza de los padres y la relación de los hermanos con éstos. Además por supuesto de ser resultados de estudios realizados en múltiples familias de máximo tres hermanos,sin tener en cuenta todos estos factores, luego sí, es un análisis simplista o más correctamente dicho, generalizado.
La naturaleza de las relaciones entre hermanos ha recibido un escaso interés científico en psicología hasta los años 80, pues estaba extendida la creencia de que la única relación significativa que se establecía en la familia era la interacción madre-hija/o.
En este artículo el análisis va a tratar la relación familiar como un todo, es decir,no me voy a centrar en los diferentes tipos de casos de familias/hermanos como en el artículo anterior,sino en la personalidad individual como suma de influencias familiares, focalizándonos en la relación entre hermanos pero no reduciendo el análisis a este factor.
Para empezar hay que dejar claro que toda relación familiar,sea padre/madre-hijo o hermano-hermano incluye una influencia bidireccional, es decir,tú también influyes sobre la personalidad de tus hermanos así como influyes sobre tus padres;no eres tú el único que recibe efectos de las personas que te rodean.

La relación con tus hermanos es por tanto influida por la relación que tenéis con los padres,pero esta relación NO es determinante. En la personalidad de todos los hermanos influye mucho el estilo de crianza de los padres. Diana Baumrind (1975,1980) define dos dimensiones combinables:el control paterno (restricciones) y la receptividad paterna (apoyo emocional).

En el siguiente cuadro mostramos los diferentes estilos de crianza en función de la combinación de estas dos dimensiones.




Efectos de los diferentes estilos de crianza

  • Los padres que tienen un estilo de crianza democrático ponen límites y normas pero explican el por qué de éstas y tienen en cuenta las emociones y opiniones de los hijos. Suelen fomentar una alta autoestima,una competencia social alta y un rendimiento escolar óptimo.
  • Los padres autoritarios crían hijos dependientes, no capaces de crear criterios propios, irritables, lábiles y muy poco asertivos.
  • Los hijos de padres permisivos suelen ser agresivos, rebeldes, impulsivos e ineptos socialmente. Por otro lado pueden ser activos, extrovertidos y creativos. Es un estilo muy poco beneficioso ya que el niño tiene que aprender fuera de casa que en la vida hay límites y normas.
  • Por último, los padres indiferentes crían a los hijos con peores resultados, según los estudios más recientes. Estudios con jóvenes delincuentes demuestran cómo la mayoría de ellos vienen de familias con poco apoyo emocional y poco control o atención por parte de los padres.

    Relaciones entre hermanos y trato de éstos con los padres

    Todos sabemos de primera mano o por experiencias directas de nuestro entorno cómo es de importante la relación de los hermanos,por su intensa incidencia tanto en el nivel de desarrollo social como en el desarrollo cognitivo.
    Sin embargo, ha sido un tema que ha interesado poco a los psicólogos evolutivos hasta los años 80 como he mencionado antes,luego en los últimos años podemos encontrar gran número de investigaciones relacionados con este tema, siendo todavía un tema relativamente desconocido y susceptible de ser estudiado en mayor profundidad.
    El estudio de estas relaciones no puede realizarse de forma aislada. La calidad del tipo de interacción está estrechamente relacionada con la calidad de la relación que los padres mantienen con sus hijos (algo he mencionado también en el artículo anterior).
    Existen dos hipótesis contrapuestas que se han planteado hasta hoy:

    -La hipótesis de la compensación de los hermanos
    Defiende la relación inversa entre la calidad de la interacción entre hermanos y la calidad de la relación padres-hijos. Los hermanos desarrollan una relación más cálida y cercana, un mayor número de conductas prosociales; se ayudan mutuamente en todos los ámbitos cuando sufren situaciones de carencia del cuidado paterno,siendo los mayores excelentes sustitutos de los padres en estos casos.

    -La hipótesis de hostilidad
    El favoritismo continuado en el tiempo de los padres hacia uno de los hijos genera relaciones agresivas al percibir uno de ellos que es peor tratado que el otro o que los demás. Esta hipótesis apunta más en la dirección de que la calidad de las relaciones entre hermanos depende también de otros factores además de la calidad de la relación padres/hijos, como son los ya nombrados sexo, intervalo de edad, celos, temperamento, etc.
    Hetherington (1988) demostró que cuando en una familia a uno de los hermanos se le trata con menos afecto y calidez y con mayor hostilidad y número de castigos,existe una alta probabilidad de que la interacción entre ambos hermanos sea agresiva, evitativa y con conductas de rivalidad.


    ¿Pueden los hermanos sustituir a los padres?

    Consultando un interesante estudio muy reciente,y para no aburriros,os cuento que se ha llegado a la conclusión de que a pesar de que en muchos casos los hermanos mayores ofrecen un apoyo emocional mayor en casos en los que los padres se muestran "emocionalmente no accesibles", los resultados parecen indicar que los hermanos mayores (cuando éstos no son adultos por supuesto) pueden carecer de la complejidad y riqueza que tienen los padres para evaluar las experiencias que los más pequeños perciben como emocionalmente estresantes.


    El tipo de comunicación entre hermanos

    Los adultos cuando se dirigen a los bebés,adaptan su lenguaje. Se comunican con él empleando frases cortas, un vocabulario sencillo,con velocidad lenta y repeticiones. Así sucede también entre hermanos de mayor edad con los más pequeños. Podemos observar cómo un niño de 4 años se comunica con su hermano/a pequeño/a de 2 utilizando estos "clarificadores" en su habla. Lo hacen de hecho de manera ligeramente diferente a las madres y los padres.
    Las dos diferencias son las siguientes:

    -El contexto: Los niños suelen adaptar su habla en situaciones de prohibición,restricción y persuasión, así como en la acción del pequeño en un juego compartido. Utilizan además un gran número de nombres y exclamaciones para llamar su atención.

    -La frecuencia de las preguntas: Los niños suelen repetir y utilizar menos preguntas que las madres y los padres. Esto podría deberse a que los adultos suelen interesarse más por el estado emocional y físico de su hijo que los hermanos. "¿Qué tal en el cole? ¿Cómo te lo has pasado? ¿Has hecho muchos amigos?"
    ¿Esto se debe a imitación de los adultos o realmente los niños adaptan su propio habla para comunicarse con sus hermanos más pequeños?

    Hasta hace poco se ha mantenido la hipótesis de la adaptación de la comunicación entre hermanos en la imitación de la madre. Los más recientes estudios demuestran que solo un 3% de las verbalizaciones del niño a su hermano pequeño eran imitaciones totales o parciales de las frases de la madre al bebé.

    Por tanto,los niños son capaces de ajustar su habla al nivel del bebé de forma independiente,sin que esto suponga una imitación. Curioso, ¿verdad? Parece que los niños son más inteligentes de lo que nosotros pensamos... y de eso se ocupa la psicología del desarrollo, que en parte me gusta tanto por la enorme cantidad de estudios que han desmitificado viejas creencias que todos tenemos y hemos tenido.
    ...pero todo se puede re-aprender...


    Dentro de poco y hasta Septiembre empezarán artículos más refrescantes,y con refrescantes me refiero a lectura ligera,en verano queremos lectura breve y con más frecuencia,en Alemania no notamos apenas diferencia en el clima pero una gran parte de los lectores sois españoles y ya empezáis a ir sintiendo los grados...

    Hemos optimizado el blog para móvil y para todo tipo de navegadores y estamos optimizando la velocidad de carga,así que ya tienes tu lectura sea en la oficina,en el autobús(que no en el coche,no me la líes...),en la playa o en la piscina. Si hace bueno,disfrútalo y a hacer planes al aire libre,si no lo hace,deja que sea el blog el que te motive;)



    Sea como sea,que nadie se quede sin disfrutar del verano,que tanto nos ha costado que llegue.

    Os dejo con dos de mis vídeos veraniegos favoritos,desde estos no han vuelto a superarse ningún año y me encantaría tapar la marca pero qué se le va a hacer,voy a tener que hacerle un poco de publi a Estrella Damm;)



    Y para terminar,si El mono de Harlow ha conseguido levantaros ya alguna sonrisilla:),os dejo la nueva página de Facebook,para que podáis estar ahí también informados de todas las actualizaciones.

    FACEBOOK:El mono de Harlow-Blog





    ¡Hasta muy pronto!



    "El enseñar a los niños a querer a sus padres y hermanos y a ser respetuosos con sus superiores, hecha los cimientos de correctas actitudes mentales y morales para llegar a ser buenos ciudadanos"(Confucio)




    Bibliografía:

    -Baumrind,D.(1975),Early socialization and the discipline controversy,Morristown,NJ:General Learning Press.
      (1980). New directions in socialization research.Psychological bulletin,35,639-642.
    -Bryant,B.(1992).Sibling caretaking:Proving emotional support during middle chilhood. Hillsdale,New Jersey:LEA.
    -Bryant,B. y Crockenberg,S.(1980). Correlates and dimensions of prosocial behavior.Child development51,529-544.
    -Hetherington,E. M.(1988). Parents,children and siblings:Six years after divorce. En R.A. Hinde y J. Stevenson-Hinde(Eds),Relationships within families. Oxford:Oxford University Press.








    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    ¿QUÉ TE HA PARECIDO EL ARTÍCULO?
    Te invito a compartir aquí tu opinión, sugerencia, impresión o a empezar un debate sobre el tema que acabas de leer...